Blog

Episodio 1. Declaración de intenciones.

¿Por qué empezar a escribir un <<blog>>?

La realidad es que no me gustaría que fuera catalogado como un «blog», más bien como un «espacio de contenidos en el que generar reflexiones», pero claro, eso es muy largo. Así que finalmente he decidido llamarlo con la simple y directa acepción de REFLEXIONES.

Considero fundamental este primer episodio a modo de introducción para disponer del espacio en el que desarrollar la motivación y razón por la que inicio un «blog» que acompañe a la publicación de mi «primer libro» en enero de 2021.

EPISODIO 1

Declaración de intenciones.

 

Me cuenta un amigo que no escriba este primer episodio que quiero llamar Declaración de intenciones, me dice que a nadie le interesa. Desde luego él conoce y tiene más experiencia que yo en este ámbito de blogs, podcast y desarrollos de marketing digital. Soy consciente de que está en lo cierto, quizás a nadie le importe o a poca gente.

Pero resulta que a mí sí me importa y mucho. Deseo dejar por escrito y para la posteridad un manifiesto en el que exponer el por qué de mis razones.

En enero de 2021, publico mi primer libro. Digo “primero” por categorizarlo de alguna manera, nadie sabe si habrá un segundo, así que más bien debería citarlo como mi “primer y único libro”.

En cualquier caso, en él he hecho un recorrido sobre los principales conceptos y teorías propias con las que trabajo en mi labor de orientar a familias y a adolescentes en cómo prevenir y resolver los conflictos que existen en sus casas. Es una labor difícil, compleja y en la que a menudo no se alcanzan los objetivos ideales, pero a mí me apasiona y la verdad es que parece ser que se me da bien. Desde luego, soy capaz de identificar aquellas intervenciones en las que no he alcanzado las metas que me propuse. Las razones y explicaciones son múltiples y muy diversas, cada caso y cada familia son un universo único de muy difícil comprensión. Sin embargo, me considero un afortunado al poder afirmar que en muchas ocasiones sí he llegado a alcanzar aquellos objetivos que nos planteábamos. La felicidad que se descifra en la familia y, sobre todo, en esos hijos cuando la intervención avanza y llega a su fin, es simplemente inexplicable. No existen suficientes adjetivos o metáforas para expresar lo que se siente como profesional y como persona cuando has formado parte del proceso de crecimiento y mejora de las dinámicas y relaciones en una familia.

Es decir, cuando observas cómo un padre, una madre y su hija o hijo vuelven a mirarse a los ojos.

En el libro, profundizo sobre temas importantes y apunto claves fundamentales para poder guiar a los padres en prevenir que estas dinámicas acaben suponiendo un peligro. Seguidamente aporto mi punto de vista, basado en mi experiencia, sobre cómo actuar cuando ya existe una dinámica familiar dañada de manera evidente. Todo ello se puede encontrar en las páginas que conforman ese, mi primer y único libro.

Entonces, ¿por qué empezar un blog?

Bueno, la realidad es que no me gustaría que fuera catalogado como un blog, a mí me gusta más bien, el nombre de “espacio de contenidos en el que generar reflexiones”. Pero eso es muy largo, por supuesto. Así que lo he dejado con el título simple y directo de REFLEXIONES. Cuando usted lo vea, entenderá que es un blog, lo cual está bien, pero yo a pesar de haberlo subtitulado también como blog, pensaré en él como un espacio en el que usted pueda encontrar contenidos de asuntos específicos que le puedan interesar y que a través de mis palabras se generen las reflexiones buscadas.

 

Porque exactamente ese es mi objetivo número uno “generar reflexiones”.

 

Mi experiencia me ha venido a confirmar una hipótesis propia de hace unos 12 años más o menos. Estaba yo ya trabajando con familias, cuando me dije “…aquí aunque a todas las familias parece que les pasa lo mismo, la verdad es que cada una es un mundo totalmente diferente….las pautas que utilizo con una familia no me sirven con la siguiente familia que aparentemente presentan idéntico problema….

Claro, por eso comienzo mi libro apuntando la idea de que no existe un manual que venga con los niños debajo del brazo, ni con los adolescentes, ni lo habrá. Precisamente por eso mismo, porque es simplemente imposible. Yo desconfío de libros o manuales que le prometan resolver problemas de ámbito personal, porque cada persona es un mundo, individual y único. Por supuesto que existen cuestiones comunes y generales, claro, pero yo me suelo guiar por aquellos libros, tratados, escritos o ensayos que precisamente explican aspectos muy generalistas y que a la vez cuando se adentran en las profundidades de aspectos muy concretos, promueven un profundo ejercicio de reflexión en el lector.

Escribí el libro con esa premisa básica, que usted pueda extraer sus propias conclusiones a través de su lectura, porque esas conclusiones serán las que sean válidas para su familia en concreto. Las mías no pueden serlo porque no conozco a su familia.

Asumiendo esto y revisando bien mis contenidos y materiales, me doy cuenta de que tengo una buena infinidad de aspectos puntuales que no han podido ser tratados en ese libro. En mis conferencias o talleres, cuando surge la oportunidad a través de una pregunta o comentario de los participantes, se me acelera el pulso y me invade la emoción al poder aportar mi punto de vista sobre aspectos tan concretos. Recordando esto, y dándole vueltas al asunto en mi cabeza, (es decir; reflexionando) finalmente aterricé en la conclusión que creo es válida para mí.

 

“Ya está, voy a iniciar un <<blog>> en el que semanalmente por ejemplo, pueda ir plasmando mis pensamientos y sobre todo filosofía de trabajo. Un blog sobre aspectos muy concretos que no tienen espacio en otros formatos”.

Debo además añadir, que me “inquieta” la cabeza poder “replicar” cada artículo a los que voy a llamar “episodios” en otro formato paralelo.

Por último, me hace especial ilusión dedicar cada episodio a una persona en concreto y recomendarle, aquí públicamente una “canción” o “tema musical”. Sin ninguna duda, la música es una de las pasiones de mi vida. A menudo la olvidamos en el ajetreo de la vida, pero no me cansaré de recomendar músicas a mis amigos, por lo tanto aquí en la lectura de la dedicatoria y sugerencia musical usted podrá también, si así lo desea, degustar una pieza musical que espero le pueda aportar todo ese “contenido abstracto” tan relevante.

Escríbame, por favor, escríbame y cuénteme qué le ha parecido este episodio. ¿Ha generado reflexiones en usted? ¿no? ¿Qué le ha parecido? Comparta si así lo desea este “episodio” con quien quiera. Más allá de todos los beneficios de crecimiento para este blog que supone que usted “valore” y “comparta” los episodios, a mí me retribuye un buen puñado de aprendizajes.

Eso me ayuda a mejorar, así que muchas gracias.

 

Llegados a este punto, no me queda más que añadir lo siguiente:

¡Ha nacido un “espacio de contenidos en el que generar reflexiones!

¡Ha nacido un Blog!

 

Madrid, 28 de noviembre de 2020.

 

Dedicado a Félix

Recomendación: 9ª sinfonía de Ludwig Van Beethoven. Filarmónica de Berlín. Herbert von Karajan. 1983