Alejandro Rodrigo

Adolescentes adictos a los videojuegos

Hoy en día, finales de 2023, los adolescentes adictos a los videojuegos se han convertido en una fuente de conflicto continua en los domicilios familiares.

“Mi hijo está enganchado a los videojuegos, se pasa muchas horas sentado jugando solo en la habitación y su asistencia al instituto se está viendo afectada”

Esta es una de las muchas citas que los padres manifiestan en las sesiones iniciales con algunos de los adolescentes que traen a intervención.

Los adolescentes adictos a los videojuegos son un problema familiar

Cada día resulta más difícil saber cómo ayudar a un hijo cuando nos enfrentamos al grave problema del abuso de las nuevas tecnologías y, más en concreto, de los videojuegos. A continuación desarrollaremos dos claves fundamentales para iniciar el proceso de búsqueda individual de la estrategia óptima para ayuda a nuestro hijo.

En principio lo común es buscar información al respecto para saber cómo abordar la problemática de adolescentes adictos a los videojuegos, que se puede transformar en una verdadera pesadilla para nuestra familia, sin embargo, es muy fácil caer en las redes de fuentes de información que, precisamente, no están ni bien informadas ni mínimamente formadas al respecto. Te animo desde lo más profundo de mi corazón a que estés muy concentrado para poder cribar y descartar aquellas fuentes que no cumplan con unos criterios mínimos que para ti sean líneas rojas. Es decir, casi cualquier persona puede hablar de aspectos tan útiles como banales de mejorar los niveles de comunicación, empatizar más, posicionarnos con más firmeza en el establecimiento del límite, etc.…

adolescentes adictos a los videojuegos

Huyendo de todas esas artimañas y concentrado en que este blog se construya poco a poco, como lo que es desde su inicio, un espacio en el que el lector pueda realizar un adecuado ejercicio de pensamiento, de reflexión y en última instancia de introspección, para que sea el propio lector quien pueda ir construyendo su propia estrategia educativa, procedo ahora a plasmar dos ideas fundamentales para la aproximación a esta grave problemática de contemplar cómo hijos preadolescentes o adolescentes se quedan absortos durante inacabables horas ante la pantalla y los videojuegos.

El primer aspecto fundamental es ser capaz de detectar cuáles son esos videojuegos considerados peligrosos y, por lo tanto, sumamente adictivos (Sí hay juegos más propensos a crear adolescentes adictos a los videojuegos). Ser capaz de diferenciar las características de los videojuegos más adictivos de los que suponen un simple “pasatiempo” es una herramienta clave. Para ello y aunque sea ciertamente ventajista los dos ejemplos que traigo al final, hay tres características muy fáciles de detectar y que suponen una ayuda inmensa en el momento de entender si nuestro hijo se enfrenta a una dinámica de pasar el tiempo o si posiblemente ese videojuego suponga una fuerza externa mucho más fuerte.

Por lo tanto, veamos esas tres características que nos aportarán luz.

1. ONLINE: Si nuestro hijo juega en modalidad online, el sentimiento de equipo y de alianza con otros jugadores es la llave del “enganche”. Si todos quedan para jugar en un momento concreto y me necesitan porque soy parte del equipo, lo que sucede es que priorizaré conectarme al juego online por delante de cualquier otra cosa. Circunstancias inconcebibles, pero priorizará el sueño, los estudios, la familia, el aseo y hasta el comer. Además, por otro lado, esta circunstancia fomenta la pérdida de contacto físico o presencial con sus amistades, de tal manera que paulatinamente se va encerrando en esta ficticia relación social online.

2. AVATAR – CONTINUIDAD: Si un juego además de la modalidad online fomenta la creación de un avatar entonces, lo que sucede es que tiene mucho mayor nivel de vinculación emocional personal. Es decir, si puedo crearme un muñequito tal y como yo pudiera fantasear y hacerlo mío, lo que sucede es que tengo la titánica oportunidad de ser “yo” ese “muñequito” en un mundo irreal. Me puedo reconstruir tal y como mis deseos dicten. Si, además, de eso, mi avatar puede ser programado con tareas o misiones concretas mientras yo esté desconectado, entonces lo que sucede es que mi mente permanece “enganchada” al juego incluso cuando he desconectado la maquinita. Si me voy a dormir, pero le programo con 8 horas tareas y sé que a las 8 horas se quedará parado…entonces estaré concentrado en la hora a la que sé que mi avatar estará desocupado y me conectaré para “seguir jugando, seguir siendo productivo, seguir protegiendo los niveles que ya he ido alcanzando”. Es prácticamente imposible descuidar algo en lo que llevas invertido mucho tiempo.

3. DINERO: Si además de jugar en modalidad online, de tener un grupo de jugadores que ya han pasado a formar parte de mis relaciones sociales, si puedo dirigir mi avatar, si tengo los patrones de su productividad vinculados a mi reloj y si, además, puedo invertir dinero real para mejorar las características de mi avatar, del juego y de mi status entre los demás jugadores, entonces, la trampa es prácticamente mortal.

Es casi imposible escaparse.

El segundo aspecto, no menos importante, es el tener en cuenta que hablar de un nivel de adicción son palabras mayores. Con esto me refiero a que desde mi experiencia han sido poquísimas las veces que técnicamente hemos asumido que nos enfrentábamos a un caso de adicción a los videojuegos. Los adolescentes adictos a los videojuegos no son casos habituales.

Para desarrollar este concepto es importante conocer que existen tres niveles de dependencia de cualquier sustancia y de los videojuegos. Lo importante aquí en este artículo del blog no es tanto realizar un estudio o análisis preciso de los conceptos, damos por hecho que existen fuentes que pueden desarrollar estos conceptos de manera mucho mejor que la mía, por lo tanto, la intención es centrarnos exclusivamente en una mirada genérica que puede servirnos de guía para saber situarnos en los distintos niveles.

  • Primer nivel: USO
  • Segundo nivel: ABUSO
  • Tercer nivel: ADICCIÓN o DEPENDENCIA que viene a ser ese nivel en el que el individuo literalmente no puede vivir sin hacer uso de la sustancia o del videojuego.

Afortunadamente, en pocas ocasiones detectamos adolescentes adictos a los videojuegos que se sitúen en el último nivel. Por ello, y con el fin de que este artículo sirva como mecanismos que active procesos de pensamiento para que cada madre y padre encuentren las mejores estrategias de actuación, adelanto tres ideas esclarecedoras o propuestas de ejercicio.

  1. Estudiar detenidamente las características de los videojuegos a los que su hijo juega.
  2. En los dos primeros niveles, uso y abuso, mostrar la firmeza requerida para ajustarse a los horarios o franjas de horario fijados por los padres. La maquinita siempre estará llamando de manera incesante a los hijos para que se salten los límites y vuelvan a conectarse.
  3. Si usted cree que se encuentra en un nivel de adicción o dependencia, entonces es necesario que sin mayor dilación acudan a un especialista. Las comunidades autónomas suelen tener servicios de ayuda para adolescentes adictos a los videojuegos. Aquí te dejo uno de la Comunidad de Madrid

No es su hijo el culpable, es la maquinita lanzando cargamentos de dopamina al cerebro de su hijo. Es la droga quien habla.

No es lo mismo que su hijo juegue tres horas diarias al prehistórico juego del TETRIS en soledad y de manera reiterativa, a que esté jugando al FORTNITE en comunidad con sus amigos, con un avatar, siendo capaz de comprar cosas con dinero. No es lo mismo. Ambos casos enmascaran necesidades y mensajes encriptados radicalmente distinto.

La última clave, siempre es la misma: Debe existir un contexto social y de ocio fuera de su habitación que como mínimo sea una maravilla para poder contrarrestar los esfuerzos de batallones de ingenieros centrados en captar la atención del usuario. Los adolescentes adictos a los videojuegos no hubieran llegado a esa situación si hubieran tenido un ocio de calidad fuera de la pantalla.

En el mundo TETRIS, a 3 de diciembre de 2023.

Episodio 42

Dedicado a todos esos adolescentes que un día vinieron a mi despacho y me confirmaron que ya no les interesa nada de nada los malditos videojuegos

Recomendación musical: Angry, THE ROLLING STONES

Scroll al inicio

Suscríbete a mi newsletter, te enviaré las novedades para que no pierdas detalle de todo el contenido

Suscríbete a mi newsletter, te enviaré las novedades para que no pierdas detalle de todo el contenido.