Alejandro Rodrigo

¿Cuánta paga debo darle a mi hijo?

Esta es una de las preguntas más comunes y que aparentemente no tiene una relevancia mayor, pero que en realidad más inquieta a la mayoría de las familias con las que he trabajado. Es decir, el dilema de cuánta paga debo darle a mi hijo no es una cuestión de máxima urgencia, no supone una emergencia en ninguna dinámica familiar, sin embargo, sí que conlleva un gran nivel de tensión en sí misma. Siempre se duda en la cantidad finalmente asignada.

La pregunta sobre cuánta paga debo darle a mi hijo encierra cierta trampa en sí misma.

Cuando una familia se plantean la cantidad idónea para asignarle a su hijo de paga hay por debajo un debate interno que es necesario analizar antes de dar respuesta a esta pregunta. Quiero compartir contigo que esta única y singular pregunta no tiene una respuesta única y para ello no hay nada mejor que un ejemplo.

Familia 1: Hijo de 16 años, estudiando 1º de bachillerato en una ciudad de un millón de habitantes. Familia compuesta por madre, padre, hijo y dos hermanas menores, de 14 y 11 años respectivamente. Nivel de ingresos familiares aproximado, 80.000 euros anuales.

Familia 2: Hijo de 16 años, repitiendo 4º de E.S.O. en un pueblo de 800 habitantes. Familia compuesta por la madre y el hijo. Nivel de ingresos familiares aproximado, 17.000 euros anuales.

Solamente analizando estos datos muy generalistas, se evidencia que las necesidades quizás pudieran ser parecidas para estos dos adolescentes, pero la realidad es que las oportunidades y posibilidades no son las mismas. Por ello, es vital comprender que ante esta pregunta general la primera actuación es analizar y entender la realidad de la unidad familiar, sus características y sus necesidades. En definitiva, sus posibilidades y realidades.

¿Te imaginas encontrar en algún sitio un cuadro, un esquema o una clasificación como esta?

Edad en el año 2024Cantidad de paga semanal
1410 euros
1515 euros
1620 euros
1725 euros

¡Qué fácil sería saber cuánta paga debo darle a mi hijo con esta guía!

Desde luego, sería una maravilla, porque podríamos argumentar que existe una publicación de referencia en la que han realizado un estudio analizando las necesidades de la adolescencia según las edades y que, entonces, lo más saludable es esta asignación a cada edad. Fin de la discusión. Analizamos la tabla y la aplicamos. Esto lo que estaría promoviendo es la anulación de nuestra capacidad crítica, de auto análisis y de argumentación. Acabaríamos convirtiéndonos en padres autómatas, que sencillamente aplican el reglamento.

Lo paradójico de esto es que nuestros propios hijos nos rechazarían.

En el fondo, lo que un adolescente busca es un padre o una madre capaz de desarrollar y de enseñar con el ejemplo su capacidad de reflexión, análisis, crítica y argumentación.
Aun asumiendo el riesgo de que le den menos dinero.

paga mensual

Un adolescente prefiere, una madre crítica, reflexiva, analítica y con poder de argumentación que le de 10 euros a la semana teniendo 17 años, a una madre débil y ausente que le dé 40 euros. Sé que suena poco creíble, pero a la larga lo prefieren.

Ellos mismos lo dicen en despacho.

Por lo tanto, cuando nos invaden las dudas de qué cantidad será la mejor para darle a nuestro hijo en concepto de paga o qué tipo de paga debo darle a mi hijo hay varias claves que sopesar y valorar en función de las características y posibilidades de nuestra familia.

Antes de ello, te animo con entusiasmo a que leas el capítulo “La Caseta” de mi segundo libro “Adolescencias reales desde dentro”, hay una cantidad importante de familias que me han trasladado directamente la ayuda que ha supuesto para ellos la lectura de este caso basado en emociones reales. Relato que se centra en todo el ámbito de las asignaciones económicas a sus hijos adolescentes.

A continuación, tienes unas cuantas variables que determinarán y te ayudarán a construir la respuesta más acertada para llegar a afinar lo máximo posible la cantidad asignada.

Tienes todas ellas de manera mucho más desarrollada y con explicación completa en mi curso online “Método Concordia”

  1. Diferenciar entre las necesidades reales de nuestro hijo y los caprichos. Meditar si la paga debe cubrir sus necesidades o los caprichos o lujos.
  2. Entender la realidad social de nuestro hijo y las dinámicas de ocio
  3. Estudiar si la localización en la que residimos necesita de una mayor asignación económica por motivos de traslados o de oferta lúdica
  4. Analizar si usará este dinero para circunstancias nocivas: sustancias tóxicas, otras circunstancias que generen adicción
  5. Indagar si es capaz de entender el valor del esfuerzo que supone conseguir dinero
  6. Comprobar si es impulsivo o si será capaz de ahorrar
  7. Características contractuales de esta paga: ¿Será revisable en el tiempo? ¿La tendrá siempre disponible el mismo día de la semana? ¿Podrá pedir adelantos? ¿Será modificable según circunstancias? ¿Podrá ser disminuida o eliminada en función de sus conductas?

En conclusión, cuando abordamos el complejo asunto de dar paga o no dar paga y cuánto es la cantidad idónea en función de la edad, tenemos una ventana de oportunidad de oro. Por un lado, podremos pensar y asignar una cantidad concreta para pasar a otra cosa rápidamente o podremos analizar todas las circunstancias anteriormente descritas y, lo más importante de todo, desarrollar una actitud crítica en nuestro hijo y una comprensión profunda del sistema económico.

Es decir, tenemos la maravillosa oportunidad de educar a nuestros hijos en el importante mundo de la educación financiera.

La paga es un mecanismo con el que aprenden a relacionarse con el dinero de manera saludable, no dejes pasar esta preciosa oportunidad. Te lo agradecerá enormemente cuando sea adulto.

Finalizo este artículo del blog con una pregunta abierta, con el fin de promover reflexión en tu familia. Si te detienes a argumentar contigo sobre ella, seguramente ya estemos dando un primer paso que se verá reflejado a la larga en tu hijo:

¿En tu familia, en el caso concreto de tu familia, consideras que sería mejor que tuviera una asignación semanal concreta o que pudiera aprender a auto regularse a la hora de pediros dinero cuando lo necesite?

En Wall Street, a 9 de enero de 2024.

Dedicado a todos mis amigos que cuando no tenía un centavo en aquellos días de adolescencia me invitaron sin preguntar ni pedir nada a cambio. Mis mejores maestros.

Recomendación musical: “Money”, Pink Floyd

Scroll al inicio

Suscríbete a mi newsletter, te enviaré las novedades para que no pierdas detalle de todo el contenido

Suscríbete a mi newsletter, te enviaré las novedades para que no pierdas detalle de todo el contenido.